¿Qué es y cómo ser un líder camaleónico?

Los líderes hoy en día deben entender que en los equipos que gestionan hay diferentes tipos de personalidad y, por lo tanto, lo que funciona con unos no será tan práctico y funcional con otros.

En el reino animal el Camaleón se caracteriza por su capacidad de adaptar su color al entorno para ser más efectivo, para alimentarse y protegerse de sus depredadores naturales, como un importante instinto de supervivencia. Esa capacidad de transformarse y/o adaptarse a su medio ambiente le da una posición especial entre los demás animales.  Esta analogía, llevada al mundo empresarial sería de gran utilidad, especialmente, en el ejercicio del liderazgo.

¿Con qué facilidad se adapta usted a su entorno? Si su estilo de liderazgo es siempre el mismo, probablemente no esté siendo tan efectivo como pudiera ser. Los líderes hoy en día deben entender que en los equipos que gestionan hay diferentes tipos de personalidad y, por lo tanto, lo que funciona con unos no será tan práctico y funcional con otros. Así mismo, es importante entender que el ambiente laboral se puede ver afectado y alterado por un sinnúmero de circunstancias que harán que lo que me funcionó ayer, probablemente mañana me lleve a fracasar.

El liderazgo, definido como la capacidad que tiene una persona para inspirar a otras a trabajar por un propósito, implica no solo conocerse a si mismo si no también conocer y entender a cada uno de los miembros de su equipo, saber qué los motiva, a que le temen, que buscan y que tipo de comunicación es la más efectiva.

A continuación, compartimos una importante herramienta que están adoptando los líderes de varias empresas de Latinoamérica para entender y liderar a sus equipos.  Se trata del Método de los Colores, una teoría basada en el DISC, que nos permite entender mejor las características comportamentales de los colaboradores, identificar su zona de la genialidad y lograr mayor asertividad en las relaciones con ellos para inspirarlos más, llegarles con más fuerza y lograr que generen mejores resultados.

Para esto es importante entender primero las características de cada color o estilo de comportamiento, así:

PERFIL ROJO: Son personas racionales – activas

PERFIL AMARILLO: Son personas emotivas – activas

PERFIL VERDE: Son personas emotivas – pausadas

PERFIL AZUL: Son personas racionales – pausadas

metodo de los colores

 

LIDERAZGO EN COLORES:

Es así como para los de perfil rojo, el liderazgo estará dado como un estilo para la generación de resultados y la capacidad para movilizar a un grupo en torno a la consecución de los mismos; el perfil amarillo tendrá un estilo de liderazgo basado en la inspiración para dirigir a un equipo por medio de ideas seductoras; el perfil verde utiliza el liderazgo democrático, a través del cual incita a las personas haciendo uso de la confianza y de la participación. Finalmente, el perfil azul utiliza el liderazgo desde una óptica más conservadora, con la realización de acciones seguras y demostradas que ejecuta un grupo.

Es importante aclarar que el método de los colores no mide el “nivel” del liderazgo, sino el “estilo” del liderazgo, porque es factible identificar el color del perfil en el 100% de las personas. Sin embargo, el liderazgo no está determinado para un color de perfil en especial, este estará más ligado a la capacidad de convocatoria que podría tener una persona, además de poseer ciertos atributos personales que describiré más adelante.

estilos de liderazgo

He aquí unas recomendaciones concretas para liderar en colores:

Cómo liderar a los rojos

Lo primero que se debe hacer, es identificar quiénes podrían ser los rojos y observar cuáles son las personas que intervienen con mayor frecuencia en las conversaciones del grupo, quiénes están en función de proponer nuevas ideas para el logro de los resultados, cuáles son los que más debaten, los que responden a las instrucciones pidiendo una aclaración o son los que le dicen al jefe lo que no les gusta e increpan cuando no están de acuerdo.

Cómo inspirarlos más: Rételos, propóngales nuevos desafíos, deles programas de crecimiento, ofrézcales nuevos territorios para conquistar, incítelos a generar nuevos productos, a vincular a otras personas o a indagar sobre nuevas formas de expansión para que puedan tener el control  obre nuevos aspectos de su trabajo. Promuévales hacia el costo beneficio por medio de planes de incentivos o a través del salario emocional como retribución a sus nuevas conquistas.

Cómo liderar a los amarillos

Son aquellos que generalmente estarán conversando durante las reuniones, quienes probablemente utilicen el humor y las anécdotas como forma de comunicación, aquellas personas que socializan más, los que se salen de las reuniones para hablar por teléfono, los que se distraen con mayor facilidad en los comités y que cuando usted presenta una idea, expresan su opinión de inmediato, con entusiasmo.

Deles reconocimiento dentro del grupo cuando han logrado algo positivo, hágales saber de inmediato y ojalá, en público, todo lo que usted valora su esfuerzo; escríbale a todo el grupo haciéndole partícipe de lo que está logrando; permítales que se relacionen con las personas de los otros grupos y organizaciones para que conozcan lo que se está haciendo en otros ámbitos y que pueda servirles de inspiración para imaginar, diseñar proyectos novedosos que los beneficien a todos.

Cómo liderar a los verdes

Generalmente son fáciles de identificar. Son las personas que menos tienden a hablar durante las reuniones, los que manejan un tono cálido en la interacción, que actúan con cierta timidez, evitan la confrontación en grupo y están atentos a seguir las instrucciones de los jefes.

Bríndeles apoyo permanente, pregúnteles cómo se sienten, qué recursos requerirían para hacer las cosas y de cuánto tiempo disponen realmente para realizar las tareas. Sea su soporte en caso de que algo no esté funcionando bien y colabórele en conseguirlo; provéales un entorno confiable y estable por medio de la descripción detallada sobre cómo se deben hacer las labores y fíjeles el tiempo que podrían demorarse para ejecutarlas; indíqueles cuáles son los pasos a seguir, a qué hora se efectúan las rutinas y a qué persona podrían recurrir en caso de necesitar ayuda. Hágalos sentir apoyados y protegidos.

Cómo liderar a los azules

Si al observar al equipo usted se percata de aquellos individuos que escuchan con atención, toman atenta nota frente a los comentarios que se realizan durante la reunión, eventualmente hacen preguntas con un tono dubitativo y frente a las solicitudes tienden a expresar por qué creen que las cosas no se podrían lograr fácilmente, usted se encuentra frente a personas de perfil azul.

Permítales ejecutar tareas que requieran precisión, que estén amparadas de información clara, proveniente de fuentes confiables y que les sea otorgada a tiempo. Deles la oportunidad de que elaboren muy bien lo que están haciendo y proporcione el espacio para que sobresalgan ante el grupo debido a la seriedad de sus propuestas y calidad de su trabajo.

La próxima tarea que le toque cumplir como líder, ejecútela pensando en qué estilo funcionará mejor de acuerdo con lo que se espera y el equipo que tenga. ¡Sea un líder camaleónico!

(Tomado del libro: El Lenguaje de los Colores, THT Editorial S.A.S.)

Ebook Gratuito: La Técnica del Camaleón


Conozca el Método práctico para entender a la gente! Solicite un Demo Gratis.

Conozca el Método práctico para entender a la gente. Solicite un demo


 

angela-londonoÁngela Londoño es Comunicadora Social de la Universidad Pontificia Bolivariana, Certificada en Coaching Ontológico, Programación Neurolingüística y el Método de los Colores (DISC).  Le apasionan los temas relacionados con el funcionamiento de la mente, las emociones y las relaciones humanas.

Actualmente trabaja como Directora de la Unidad de Training – Desarrollo Humano Organizacional – en THT THE TALENT SYSTEM.  Su misión es contribuir al desarrollo de los equipos, las personas y las organizaciones para que puedan mejorar sus relaciones y su productividad en el trabajo, a través de espacios de facilitación  que les permitan “darse cuenta” de sus talentos y “hacerse cargo” de sus oportunidades de mejoramiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *