PASOS PARA INDUCIR A UNA PERSONA A LA ORGANIZACIÓN

Después de un concienzudo y largo proceso de reclutamiento, el candidato ideal para la vacante se presenta a su primer día de trabajo en la compañía.  Se estima que un nuevo colaborador durará en adaptarse a las funciones demandadas entre 2 y 4 meses, por lo cual es de gran importancia tener un plan de inducción y alineación adecuado.Cabe destacar la importancia de que el nuevo empleado se sienta identificado con su trabajo pues de esta manera, desde el momento de ingreso, se incrementará la proactividad y la velocidad de aprendizaje, haciendo más fácil la tarea de integración y alineación con el resto de colaboradores y los enfoques que tiene la compañía.

En el libro “El manual de acogida de la empresa”, el autor hace referencia a cómo se siente un nuevo empleado cuando no recibe la inducción adecuada: “Inundado de información, frustrado por no tener claridad sobre sus responsabilidades, desanimado y con la sensación de no haber podido demostrar sus cualidades”.

De acuerdo con lo anterior, presentamos los cinco pasos clave que serán de gran ayuda para inducir a un nuevo integrante a la organización:

  1. La bienvenida: El ingreso de un empleado es importante desde el comienzo; para ello se debe procurar un ambiente donde pueda sentirse cómodo y confiado para lograr mayor compromiso con la organización.
  2. Información precisa: Al nuevo colaborador se le debe informar desde el primer momento como es la cultura de la organización, quienes la integran, cual es la visión, cuáles serán sus responsabilidades, el impacto que sus tareas tendrán y como será medido.  De está manera la adaptación será exitosa y se verá reflejada en los resultados.  Es mejor pecar por exceso que por falta de información.
  3. Requerimientos generales: Se debe dejar en claro el horario, la forma de pago, las normas de seguridad, entre otra información que sea importante a nivel interno en la organización.
  4. La presentación: el nuevo integrante se debe dar a conocer frente a los demás colaboradores, dejando en claro quién es y qué rol tendrá en la compañía, esto genera confianza en el empleado.
  5. Ubicación en el respectivo puesto de trabajo: Desde el principio se deben dejar claros los objetivos del puesto, labores comunes y esporádicos, con esto el empleado tendrá la información clara y podrá crear un plan de trabajo adecuado para cumplir los objetivos de la compañía.

Una vez se logre un buen proceso de inducción el reto será alinear al nuevo integrante con su equipo, con su jefe y con sus pares. Lo invitamos a conocer el Método de los Colores para acompañar sus procesos de selección y alineación!


Conozca el Método práctico para entender a la gente! Solicite un Demo Gratis.

Conozca el Método práctico para entender a la gente. Solicite un demo


 THT Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *