fbpx

Teletrabajo, ¿moda o estrategia?

Teletrabajo, ¿moda o estrategia?

Para algunas compañías, romper con los modelos tradicionales de gestión no ha sido fácil y ha sido un gran reto para las áreas de gestión del talento persuadir a las directivas de sus beneficios, en otras la cultura de multinacional ha ido permeando poco a poco sus culturas corporativas haciendo de este proceso algo más natural e inevitable.

Tendencias para América Latina

Para el año 2018 Brasil sigue siendo el país abanderado con más de 7 millones de personas teletrabajadoras, seguido por México y Argentina con 2 millones, Chile con cerca de un millón y quedándose en los últimos lugares los países centroamericanos, Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú con menos de quinientos mil de ellos. (Fuente: Primer informe Estado del Teletrabajo en América Latina y el Caribe realizado por Academia Internacional de Teletrabajo para América Latina y el Caribe)

Menos del 22% de las empresas peruanas ha implementado teletrabajo según análisis realizado en 2017, que comprendió a las 103 empresas peruanas más importantes de los diferentes sectores industriales. Mientras que, en Colombia, estudios realizados mostraron un incremento de un 146% en el número de las empresas que implementan el teletrabajo, al pasar de 4 mil en 2012, a más de 10 mil en 2016 reportando beneficios a la compañía, a los colaboradores, a la movilidad y sostenibilidad del medio ambiente.

Y quienes lo han implementado, ¿Qué resultados concretos han obtenido?

En Colombia, para el año 2018 más de 120 organizaciones tanto públicas como privadas han implementado el teletrabajo, no solo como una medida que beneficie a la compañía y a sus colaboradores, sino que beneficie la movilidad y la sostenibilidad del medio ambiente. Entre los casos de éxito que destacó la vice ministra general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para Colombia, Carolina Hoyos Turbay en entrevista para el diario La República, se encuentran la farmacéutica Bayer, el grupo financiero Bancolombia, y empresas del sector informático como IBM, Cisco y Siemens.

De acuerdo con diferentes estudios y con los reportes propios de las compañías que han implementado el teletrabajo.

Dentro de los beneficios y los resultados obtenidos se encuentran:

  • 70% de la eficiencia de tiempo que se logra por no desplazarse se reinvierte en el trabajo.
  • Incremento en la productividad en un 20%.
  • Optimización de los recursos físicos en un 37%.
  • Disminución de la rotación de personal en un 10%.
  • Disminución del ausentismo en un 25%.
  • Incremento en los niveles de satisfacción laboral.
  • Desarrollo de competencias como manejo del tiempo, autonomía, adaptación al cambio, creatividad, organización, autogestión y trabajo en equipo.
  • Posicionamiento como organizaciones atractivas, en especial, para las nuevas generaciones.

Entendiendo el impacto de estas cifras al interior de una compañía, el teletrabajo debe considerarse como una decisión estratégica orientada a atraer al mejor talento ofreciéndoles oportunidades de desarrollo y de bienestar personal, a la vez que sea una de las estrategias para el incremento de la productividad y del mantenimiento de los diferentes indicadores del área de gestión humana.  

Los aspectos negativos del teletrabajo podrían ser:

  • Disminución en la capacidad de control de las actividades de las personas si no se cuenta con indicadores para el seguimiento claramente definidos.
  • Disminución de los espacios colaborativos presenciales entre personas y equipos.
  • Desinformación para las personas en teletrabajo de no existir mecanismos adecuados para la comunicación oportuna.

De acuerdo con lo anterior recomendamos lo siguiente si usted piensa implementar el teletrabajo en su organización:

  1. Infórmese sobre las herramientas, proceso de implementación y buenas prácticas que, al respecto, cada país ha dispuesto en el portal oficial de Teletrabajo.
  2. Realice un pilotaje del programa de mínimo tres meses antes de implementarlo definitivamente como política de la Compañía.
  3. Tenga mediciones de base previas al piloto sobre los indicadores que pretende impactar con la implementación del teletrabajo (ausentismo, rotación, productividad, satisfacción laboral, etc.)
  4. Realice mediciones de los indicadores durante y posterior al piloto.
  5. Asegúrese de hacer un trabajo interdisciplinario con el área de tecnología de la Compañía a fin de garantizar la disponibilidad de recursos de informáticos y de comunicaciones para el teletrabajo.
  6. Defina aquellos cargos que son viables para realizar teletrabajo y disponga mecanismos de compensación para aquellos que por la naturaleza de sus funciones no pueden realizarlo. 
  7. Involucre a los jefes en la definición de indicadores, metas, objetivos y/o mecanismos de seguimiento que van a ser tenidos en cuenta los días de teletrabajo para cada persona.
  8. Asegúrese de comunicar a toda la Compañía los objetivos y la razón de ser de la implementación del teletrabajo, dejando claridad en el alcance y los compromisos que asumen las personas al realizarlo.

También puede interesarle: ¿Si se duplicaran los salarios en su organización la gente trabajaría mejor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *